Terapia Celular

Terapia contra envejecimiento
Esta terapia contra envejecimiento es la aplicación de la terapia celular de Paul Niehams, con fines de prevención del proceso de envejecimiento que es la principal alteración crónico degenerativa, la que es hereditaria, progresiva, incurable y mortal. No es posible el rejuvenecimiento, pero si podemos hacer mas lento este proceso de envejecimiento a través de la terapia celular, logrando preservación de estados de salud todavía autocurables y mejor apariencia del estado de salud en general.
El método moderno de tratamiento llamado terapia celular, fue descubierto y desarrollado por el cirujano suizo Dr. Paul Niehams. La ventaja de este método, es que las células transplantadas entran en estrecho contacto con los tejidos y líquidos del paciente facilitando que surtan efecto más rápidamente.
Restauración
Con esta terapia es posible restaurar daños en tejidos y órganos que son signos prematuros de vejez, en piel de cara y todo el cuerpo.
Esto aunado al tratamiento específico de las enfermedades crónico degenerativas que siempre están presentes en todos los humanos.
Definición de "Terapia Celular"
En terminología médica, terapia celular se define como la implantación por inyección de suspensiones de células de tejidos jóvenes o fetales heterólogos en forma intramuscular esto significa que, células individuales y pequeños cúmulos de células quedan inyectadas en el sistema muscular del paciente. El material celular usado en este proceso es obtenido principalmente de donadores animales no nacidos o, en el caso de algunas glándulas, de donadores animales jóvenes.
La terapia celular es un tratamiento que utiliza substancias biológicas. El órgano enfermo, en realidad, todo el organismo en proceso de envejecimiento, se beneficia con la inyección de células y elementos celulares e igualmente de las substancias bioquímicas del feto y de los organismos jóvenes de bovino.
Forma de preparación y conservación
El método de “células congeladas”, utiliza para su conservación, la congelación muy rápida(congelación flash) que en este caso los tejidos son puestos a temperaturas de hasta menos 196 grados centígrados (-196º ) en unos pocos minutos. Esto hace que sea posible probar y mantener el material celular con esterilidad, conservando íntegra la vitalidad y poder terapéutico. Solo debemos recordar que estructuras celulares tan importantes y frágiles, como el esperma humano y animal, son conservadas por tiempo indefinido, por este medio y son usadas posteriormente sin sufrir la menor alteración, habiendo sido probado miles de veces.
Los animales donadores provienen de rebaños particulares cuidadosamente supervisados por médicos veterinarios y mantenidos en estricta cuarentena (seis semanas) antes de su uso. No se agregan substancias químicas o farmacológicas durante la extracción y proceso de los tejidos orgánicos, ni se efectúa esterilización desnaturalizante del material celular. La esterilización se logra por medidas preventivas. El contenido celular permanece bioquímica y estructuralmente invariable, de manera que se preserva su completa efectividad médica.
El material Terapéutico
El medicamento usado en la terapia celular, en una suspensión de muchos cientos de miles de células y sus estructuras. Una célula es un organismo pequeño e independiente que tiene su propia vida y su propio metabolismo siendo la más pequeña unidad de vida, la célula es transmisora de vida. Todas las células humanas y animales están formadas de acuerdo con un mismo plan básico, tienen las mismas estructuras y fisiológicamente las mismas funciones básicas.
Los fetos bovinos son altamente compatibles dado que su período gestacional, así el número de sus cromosomas en similar al del humano.
Indicaciones para el uso de Terapia Celular
En caso de deterioro y de fatiga psicosomática, la revitalización implica la restauración de toda la función normal del organismo de acuerdo con su edad. La moderna terapia celular está en deuda con el Prof. A. Kment, catedrático de fisiología de la universidad veterinaria de Viena, y presidente de la Sociedad Internacional de Investigación de Terapia Celular, por sus importantes descubrimientos en el efecto revitalizador de la inyección de células en animales.
Funcionamiento subnormal de las glándulas de secreción interna.
Este grupo incluye subdesarrollo de los órganos sexuales, desórdenes menstruales, esterilidad, menopausia prematura, obesidad causada por desordenes glandulares, deficiencia de la actividad, impotencia en los hombres, demacración causada por funcionamiento subnormal de glándulas, enanismo pituitario, diabetes mellitus del adulto y juvenil.
Envejecimiento prematuro con perdida de vitalidad: síntomas de deterioro en general, desgaste prematuro, envejecimiento prematuro, estado general de fatiga y falta de vitalidad.
Enfermedades degenerativas crónicas del sistema osteo muscular y vascular: enfermedades degenerativas del sistema vascular, irrigación sanguínea deficiente en las extremidades: irrigación sanguínea insuficiente en el cerebro, degeneración de las articulaciones (artrosis) y de la columna vertebral (osteocondrosis), reumatismo crónico en articulaciones.
Baja resistencia en general y susceptibilidad a infecciones
Enfermedades degenerativas de los órganos: del corazón, riñones, pulmones y estómago, desórdenes digestivos crónicos, enfisema pulmonar (enfisema senil) bronquitis crónica.
Alteraciones en el desarrollo de la infancia (dysontogénesis): mongolismo, formas leves de retraso mental, efectos posteriores a daños causados en el período perinatal, parálisis cerebral infantil e inflamaciones del cerebro (encefalitis) acondroplasia.
Enfermedades del sistema inmunológico: artritis reumatoide, lupus eritematoso, esclerodermia, polimiositis, etc.
Conforme aumenta el número de casos tratados y se profundiza en la investigación, los nuevos campos en que la terapia celular actúa con éxito, se amplia. Los últimos esfuerzos se orientan a la inmunoterapia en cáncer y al tratamiento de problemas tan difíciles como la esclerosis múltiple, en donde se han obtenido resultados muy alentadores (en investigación).
El tratamiento se basa en el principio de tratar un órgano con las células correspondientes de órganos sanos. Para enfermedades del corazón, se implantan células de corazón, para enfermedades hepáticas se implantan células de hígado, para nombrar solo dos ejemplos. Sin embargo, como es más común que se enferme el sistema orgánico y no el órgano individualmente, los órganos afectados deben así mismo, ser tratados con las correspondientes células. En la práctica, la terapia celular, no es efectuada con preparaciones de células individuales, sino que, más a menudo, con varios tipos de células orgánicas. A cada paciente se le prescribe la combinación individual de tipos de células que requiere.
En el caso de órganos para una función específica, tales como el ovario, testículos, glándula pituitaria y placenta, los implantes de células son seleccionados de acuerdo al sexo, ejemplo: las mujeres reciben células donantes hembras, los hombres de donantes machos. Los experimentos han probado que aún la placenta, difiere de acuerdo con el sexo del feto donador, hembra o macho, en fin, en cuanto a posibilidades terapéuticas, el campo de la terapia celular se amplía cada vez más, por su ausencia de efectos secundarios negativos, se ha podido probar cada vez en un mayor número de campos con resultados muy alentadores.
Programa para la investigación y desarrollo de la terapia celular, o a la sociedad medico mexicana de terapia celular
Después de la aplicación de las células el paciente debe guardar reposo en cama de 24 a 72 horas. Esto puede ser en su propia casa o en un hotel, procurando apegarse al reposo lo más posible. Una serie de indicaciones post-terapia celular son entregados al paciente por escrito, de parte del médico que realice el tratamiento celular.
Pueden aparecer después de las inyecciones celulares tres fases. La primera es inmediatamente notoria después de la inyección. Los elementos celulares se hacen activos, siendo rápidamente absorbidos en la corriente sanguínea e inducen a una mejoría a corto plazo, cuando el problema en una baja en la vitalidad física se desvanece después de unas horas o días y es precedida por reacciones inmunobiológicas. La segunda fase llamada silencio terapéutico, puede durar de 4 a 10 semanas después de la inyección celular. Corresponde al período que las células requieren para la adaptación al organismo huésped. Por esta razón, el paciente usualmente no nota mejorías aparentes en sus síntomas. Hay pacientes, sin embargo, que absorben las células desde el principio sin efectos desagradables y que experimentan su beneficio muy pronto.
La fase tercera y final de la terapia celular, es el estado de regeneración. Esta inicia la semana y dura de 4 a 6 meses después de la inyección. Durante este período, la curación terapéutica deseada es notoria. Hay sobre todo, renovada vitalidad con una mejoría en la condición general y una capacidad funcional mayor.
Efectos colaterales
Puede haber una ligera elevación de temperatura en algunos casos. Un aumento de la temperatura corporal mayor a 38º c. (100.4º f) por unas pocas horas o por unos días, puede aparecer la llamada “fiebre de absorción” que es inocua.
La terapia celular está demostrando un significativo restablecimiento de la vitalidad perdida y hace posible una vida intensa en la vejez.

La terapia celular no agrega años a la vida, sino que agrega vida a los años.

 


 
Copyright © Soft Arch , 2006. All Rights Reserved